Cita

El hombre arruinado lee su condición en los ojos de los demás con tanta rapidez que él mismo siente su caída.

Publicidad