Cita

Todo hombre alimenta un secreto sueño, que no es la bondad ni el amor, sino un desenfrenado deseo de placer y egoísmo.

Comentario

Extraído de Giovanni Episcopo (1892)

Publicidad