Cita

Fatigas, pero no tantas,
que a fuerza de muchos golpes
hasta el hierro se quebranta.

Publicidad