Cita

¿Qué le importa la condena eterna a quien ha encontrado por un segundo lo infinito del goce?

Comentario

Pequeños poemas en prosa, El mal vidriero, 1867.

Publicidad