Cita

La desgracia abre el alma a una luz que la prosperidad no ve.

Publicidad