Frases sobre El Aprender

Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo.

Con mis maestros he aprendido mucho; con mis colegas, más; con mis alumnos todavía más.

Lo más importante que aprendí a hacer después de los cuarenta años fue a decir no cuando es no.

Hay alguien tan inteligente que aprende de la experiencia de los demás.

El colmo de la estupidez es aprender lo que luego hay que olvidar.

Lo más difícil de aprender en la vida es qué puente hay que cruzar y qué puente hay que quemar.

Lo poco que he aprendido carece de valor, comparado con lo que ignoro y no desespero en aprender.

No ha aprendido las lecciones de la vida quien diariamente no ha vencido algún temor.

Si quieres aprender, enseña.

Lo maravilloso de aprender algo, es que nadie puede arrebatárnoslo.

Aprender sin reflexionar es malgastar la energía.

Lo que de raíz se aprende nunca del todo se olvida.

Los hombres sabios aprenden mucho de sus enemigos.

Todo hombre que conozco es superior a mí en algún sentido. En ese sentido, aprendo de él.

Enseñar no es una función vital, porque no tienen el fin en sí misma; la función vital es aprender.

Noble cosa es, aún para un anciano, el aprender.

Todo lo que se llama estudiar y aprender no es otra cosa que recordar.

Aprendemos, o por inducción o por demostración. La demostración parte de lo universal; la inducción de lo particular.

Nunca he encontrado una persona tan ignorante de la que no pueda aprender algo.

Aprendiendo a morir se aprende a vivir mejor.

Los hombres aprenden mientras enseñan.

Hay ciertas cosas que para hacerlas bien no basta haberlas aprendido.

Se aprende más por lo que la gente habla entre sí o por lo que se sobrentiende, que planteándose preguntas.

Cuanto más numerosas son las cosas que quedan para aprender, menos tiempo queda para hacerlas.

Publicidad