Frases sobre La Experiencia

La experiencia no tiene valor ético alguno, es simplemente el nombre que damos a nuestros errores.

Una experiencia nunca es un fracaso, pues siempre viene a demostrar algo.

La experiencia no es lo que te sucede, sino lo que haces con lo que te sucede.

Pájaro viejo no entra en jaula.

Un experto es un hombre que ha dejado de pensar: sabe.

La experiencia del mundo no consiste en el número de cosas que se han visto, sino en el número de cosas sobre las que se ha reflexionado con fruto.

Experiencia es el nombre que damos a nuestras equivocaciones.

Sólo una cosa es más dolorosa que aprender de la experiencia, y es, no aprender de la experiencia.

La experiencia es algo maravilloso, nos permite reconocer un error cada vez que lo volvemos a cometer.

Paréceme, Sancho, que no hay refrán que no sea verdadero, porque todos son sentencias sacadas de la mesma experiencia, madre de las ciencias todas.

La experiencia es el bastón de los ciegos.

Una espina de experiencia vale más que un bosque de advertencias.

Entre hombre y hombre no hay gran diferencia. La superioridad consiste en aprovechar las lecciones de la experiencia.

Nada se sabe bien sino por medio de la experiencia.

Para la mayoría de los hombres, la experiencia es como las luces de popa de un barco, que iluminan sólo el camino que queda a la espalda.

La experiencia no consiste en lo que se ha vivido, sino en lo que se ha reflexionado.

Prefiero el bastón de la experiencia que el carro rápido de la fortuna. El filósofo viaja a pie.

La experiencia tiene la misma utilidad que un billete de lotería después del sorteo.

Aprendemos de la experiencia que los hombres nunca aprenden nada de la experiencia.

Lo experimentado como externo no pertenece a los "interno" intencional, aunque nuestra experiencia de ello resida allí, como experiencia de lo externo.

Un grano de buena experiencia a los 9 años, vale más que un curso de moral a los 20.

La experiencia es como un billete de lotería comprado después del sorteo. No creo en ella.

El juicio, la valoración, la pretensión, no son experiencias vacías que la conciencia tiene, sino experiencias compuestas de una corriente intencional.

Generalmente la experiencia se atribuye a las personas de cierta edad y, lo que es peor, se la atribuyen ellas mismas.

Temáticas relacionadas

Publicidad