Frases sobre El Futuro

El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad.

El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños.

Los hombres y pueblos en decadencia viven acordándose de dónde vienen; los hombres geniales y pueblos fuertes sólo necesitan saber a dónde van.

Me interesa el futuro porque es el sitio donde voy a pasar el resto de mi vida.

El futuro es algo que cada cual alcanza a un ritmo de sesenta minutos por hora, haga lo que haga y sea quien sea.

Sólo cerrando las puertas detrás de uno se abren ventanas hacia el porvenir.

Si se me diera la oportunidad de hacer un regalo a la siguiente generación, sería la capacidad de reírse cada cual de sí mismo.

Solamente aquel que construye el futuro tiene derecho a juzgar el pasado.

Si no piensas en tu porvenir, no lo tendrás.

Yo no sé quien fue mi abuelo; me importa mucho más saber quien será su nieto.

No pienso nunca en el futuro porque llega muy pronto.

Es injusto que una generación sea comprometida por la precedente. Hay que encontrar un modo de preservar a las venideras de la avaricia o inhabilidad de las presentes.

Hemos preparado a los hombres para pensar en el futuro como una tierra prometida que alcanzan los héroes, no como lo que cualquiera alcanza a un ritmo de sesenta minutos por hora, haga lo que haga.

Procuremos más ser padres de nuestro porvenir que hijos de nuestro pasado.

Nuestro destino ejerce su influencia sobre nosotros incluso cuanto todavía no hemos aprendido su naturaleza; nuestro futuro dicta las leyes de nuestra actualidad.

El futuro es ese periodo de tiempo en el que prosperan nuestros negocios, nuestros amigos son verdaderos y nuestra felicidad segura.

Nunca puedes planear el futuro a través del pasado.

El futuro está oculto detrás de los hombres que lo hacen.

El futuro del mundo pende del aliento de los niños que van a la escuela.

La vida humana representa, la mayor parte de las veces, una ecuación entre el pasado y el futuro.

Esta es la primera época que ha prestado mucha atención al futuro, lo cual no deja de ser irónico, ya que tal vez no tengamos ninguno.

Te llaman porvenir porque no vienes nunca.

El día precedente enseña el día que sigue.

El porvenir es un lugar cómodo para colocar los sueños.

Publicidad