Frases sobre la identidad

Nadie puede ser esclavo de su identidad: cuando surge una posibilidad de cambio, hay que cambiar.

La identidad de una persona no es el nombre que tiene, el lugar donde nació, ni la fecha en que vino al mundo. La identidad de una persona consiste, simplemente, en ser, y el ser no puede ser negado.

A la velocidad de la luz, todos se fusionan con todos. La identidad privada desaparece.

Nadie se da cuenta de que algunas personas gastan una energía tremenda simplemente para ser normales.

Cualquier destino, por largo y complicado que sea, consta en realidad de un solo momento: el momento en que el hombre sabe para siempre quién es.

La mayoría de las personas son otras: sus pensamientos, las opiniones de otros; su vida, una imitación; sus pasiones, una cita.

Hoy todo el mundo parece idéntico porque nadie tiene tiempo para diferenciarse, ni siquiera tiene tiempo para comprar.

Tu tiempo es limitado, de modo que no lo malgastes viviendo la vida de alguien distinto.

Rosa es una rosa es una rosa es una rosa.

Publicidad