Frases sobre Las Leyes

Mejor que el hombre que sabe lo que es justo es el hombre que ama lo justo.

Justicia es el hábito de dar a cada cual lo suyo.

Las leyes inútiles debilitan a las necesarias.

Las leyes son semejantes a las telas de araña; detienen a lo débil y ligero y son deshechas por lo fuerte y poderoso.

Nada hay más injusto que buscar premio en la justicia.

Las leyes se han hecho para el bien de los ciudadanos.

La multitud de leyes frecuentemente presta excusas a los vicios.

La ley suprema es el bien del pueblo.

La ley no ha sido establecida por el ingenio de los hombres, ni por el mandamiento de los pueblos, sino que es algo eterno que rige el Universo con la sabiduría del imperar y del prohibir.

La ley es, pues, la distinción de las cosas justas e injustas, expresada con arreglo a aquella antiquísima y primera naturaleza de las cosas.

La justicia es absolutamente nula si no se encuentra en la naturaleza.

Es más fácil hacer leyes que gobernar.

El hombre justo no es aquel que no comete ninguna injusticia, si no el que pudiendo ser injusto no quiere serlo.

Casi todos los crímenes que castiga la ley se deben al hambre.

¡Oh legislador! No me des leyes para los pueblos, sino pueblos para las leyes.

Haz justicia con alguien y acabarás por amarlo. Pero si eres injusto con él, acabarás por odiarlo.

Donde hay poca justicia es un peligro tener razón.

Con las leyes pasa como con las salchichas, es mejor no ver como se hacen.

La Justicia es la reina de las virtudes republicanas y con ella se sostiene la igualdad y la libertad.

La primera máxima de todo ciudadano ha de ser la de obedecer las leyes y costumbres de su país, y en todas las demás cosas gobernarse según las opiniones más moderadas y más alejadas del exceso.

Los dones que provienen de la justicia son superiores a los que se originan en la caridad.

Un Estado donde queden impunes la insolencia y la libertad de hacerlo todo, termina por hundirse en el abismo.

En un mundo de fugitivos el que transita el justo camino, parece huir.

¿Qué confianza puede tenerse ni qué protección encontrarse en leyes que dan lugar a trampas y enredos interminables, que arruinan a los pleiteantes, engordan a los curiales y facilitan a los Gobiernos el cargar impuestos y derechos sobre las disensiones y pleitos eternos de sus súbditos?

Temáticas relacionadas

Publicidad