Frases sobre Las Leyes

No hay leyes, ni tradiciones ni reglas que se puedan aplicar universalmente incluyendo ésta.

Las malas leyes hallarán siempre, y contribuirán a formar, hombres peores que ellas, encargados de ejecutarlas.

Si tenéis la fuerza, nos queda el derecho.

Toda la justicia social descansa en estos dos axiomas: El robo es punible y el producto del robo es sagrado.

Tan perjudicial es desdeñar las reglas como ceñirse a ellas con exceso.

Si se quisieran estudiar todas las leyes, no habría tiempo material de infringirlas.

Si practicas la equidad, aunque mueras no perecerás.

Si las leyes fueran constituidas por los hombres, o por las sentencias de los jueces, serían derechos matar, robar, adulterar, etcétera.

Para destruir las malas prácticas, la ley es mucho menos útil que los esfuerzos individuales.

Las mejores leyes nacen de las costumbres.

Cada uno de nosotros sólo será justo en la medida en que haga lo que le corresponde.

Bajo un gobierno que encarcele a alguien injustamente, el sitio adecuado para una persona justa es también la cárcel.

El árbol de las leyes ha de podarse continuamente.

La Ley ha sido dada para que se implore la gracia; la gracia ha sido dada para que se observe la ley.

Si el hombre fracasa en conciliar la justicia y la libertad, fracasa en todo.

La justicia es el conjunto de las normas que perpetúan un tipo humano en una civilización.

Si quieres la paz, lucha por la justicia.

Una causa bien defendida es una causa justa.

Seamos esclavos de las leyes, para poder ser libres.

En tiempos de corrupción es cuando más leyes se dan.

Las leyes son inútiles para los buenos, porque los hombres de bien no las necesitan; y también para los malos, porque éstos no son mejores con ellas.

Con tanto ardor deben los ciudadanos pelear por la defensa de las leyes, como por la de sus murallas, no siendo menos necesarias aquéllas que éstas para la conservación de una ciudad.

Todas las leyes que se dictan tienen por base la desconfianza; ninguna descansa en la virtud de los ciudadanos.

No todo lo que es permitido por la ley es siempre honesto en moral.

Temáticas relacionadas

Publicidad