Frases sobre las leyes

No está la justicia en las palabras de la ley.

No hay leyes, ni tradiciones ni reglas que se puedan aplicar universalmente incluyendo ésta.

Las malas leyes hallarán siempre, y contribuirán a formar, hombres peores que ellas, encargados de ejecutarlas.

Cuando hayas de sentenciar procura olvidar a los litigantes y acordarte sólo de la causa.

Hay tantas leyes que nadie está seguro de no ser colgado.

Las mejores leyes nacen de las costumbres.

Las leyes mantienen su crédito no porque sean justas, sino porque son leyes.

La más estricta justicia no creo que sea siempre la mejor política.

La Ley, en su magnífica ecuanimidad, prohibe, tanto al rico como al pobre, dormir bajo los puentes, mendigar por las calles y robar pan.

La justicia te proporcionará paz, y también trabajos.

Menos mal hacen los delincuentes que un mal juez.

Justicia sin misericordia es crueldad.

La Ley ha sido dada para que se implore la gracia; la gracia ha sido dada para que se observe la ley.

Desterrada la justicia que es vínculo de las sociedades humanas, muere también la libertad que está unida a ella y vive por ella.

Los legisladores necesitan ciertamente una escuela de moral.

La justicia, aunque anda cojeando, rara vez deja de alcanzar al criminal en su carrera.

La justicia es una constante y perpetúa voluntad de dar a cada uno lo que le toca.

Con tanto ardor deben los ciudadanos pelear por la defensa de las leyes, como por la de sus murallas, no siendo menos necesarias aquéllas que éstas para la conservación de una ciudad.

Todas las leyes que se dictan tienen por base la desconfianza; ninguna descansa en la virtud de los ciudadanos.

No todo lo que es permitido por la ley es siempre honesto en moral.

Las leyes se hicieron para los hombres y no los hombres para las leyes.

Las leyes no son crueles ni suaves; son inmutables, y, como tales, previsibles, cuadros fijos en cuyo interior incumbe al hombre diseñar lo mejor que sepa su destino.

Desgraciada la generación cuyos jueces merecen ser juzgados.

La salud del pueblo está en la supremacía de la ley.

Temáticas relacionadas

Publicidad