Frases sobre Las Mentiras

No que me hayas mentido, que ya no pueda creerte, eso me aterra.

El que dice una mentira no sabe qué tarea ha asumido, porque estará obligado a inventar veinte más para sostener la certeza de esta primera.

Con una mentira suele irse muy lejos, pero sin esperanzas de volver.

Una mentira es como una bola de nieve; cuanto más rueda, más grande se vuelve.

De vez en cuando di la verdad para que te crean cuando mientes.

Más rápido se coge al mentiroso que al cojo.

Las mentiras más crueles son dichas en silencio.

Un vaso medio vacío de vino es también uno medio lleno, pero una mentiras a medias, de ningún modo es una media verdad.

Las grandes masas sucumbirán más fácilmente a una gran mentira que a una pequeña.

El castigo del embustero es no ser creído, aun cuando diga la verdad.

Hay que tener buena memoria después de haber mentido.

Los más rezan con los mismos labios que usan para mentir.

Al que juró hasta que ya nadie confió en él; mintió tanto que ya nadie le cree; y pide prestado sin que nadie le dé; le conviene irse a donde nadie lo conozca.

No hay mayor mentira que la verdad mal entendida.

El mentiroso siempre es pródigo en juramentos.

Toda mentira de importancia necesita un detalle circunstancial para ser creída.

Ni la utilidad del mentir es sólida,ni el mal de la verdad perjudica mucho tiempo.

La mentira es un triste sustituto de la verdad, pero es el único que se ha descubierto hasta ahora.

Hay tres clases de mentiras: La mentira, la maldita mentira y las estadísticas.

Una mentira repetida adecuadamente mil veces se convierte en una verdad.

Una mentira no tendría sentido si la verdad no fuera percibida como peligrosa.

La gran diferencia entre un gato y un mentiroso es que el gato tiene apenas nueve vidas.

Sólo las mujeres y los médicos saben cuán necesaria y bienhechora es la mentira.

Nunca se miente tanto como antes de las elecciones, durante la guerra y después de la cacería.

Publicidad