Antón Chéjov

(1860-1904) Dramaturgo y autor de relatos ruso.

Frases célebres

Cuando se sugieren muchos remedios para un solo mal, quiere decir que no se puede curar.

Las obras de arte se dividen en dos categorías: las que me gustan y las que no me gustan. No conozco ningún otro criterio.

Confieso que enterrar a algunas gentes constituye un gran placer.

Un perro hambriento sólo tiene fe en la carne.

El hombre vulgar espera lo bueno y lo malo del exterior, el hombre que piensa lo espera de sí mismo.

Sólo durante los tiempos difíciles es donde las personas llegan a entender lo difícil que es ser dueño de sus sentimientos y pensamientos.

Los infelices son egoístas, injustos, crueles e incapaces de comprender al otro. Los infelices no unen a las personas, las separan.

Las personas que viven solas siempre tienen algo en su mente que estarían dispuestos a compartir.

Publicidad