Frases sobre la necesidad

La ley es poderosa, pero más poderosa es la necesidad.

Si dais la impresión de necesitar cualquier cosa no os darán nada; para hacer fortuna es preciso aparentar ser rico.

Aprendí a considerar más el aspecto brillante de mi situación que lo que me faltaba, y este recurso, a veces, me proporcionó tan inefable consuelo, que apenas puedo expresarlo.

Compra lo necesario, no lo conveniente.

Antes de dar al pueblo sacerdotes, soldados y maestros, sería oportuno saber si no se está muriendo de hambre.

¿Necesidad? Palabra cómoda con que el culpable se quita de encima la culpa, para arrojar en el vacío toda soberbia y traición.

La necesidad es un mal, no hay necesidad de vivir bajo el imperio de la necesidad.

Así como toda carencia es desgracia, toda desgracia es carencia.

Cuando la necesidad nos arranca palabras sinceras, cae la máscara y aparece el hombre.

A buen hambre no hay pan duro.

La necesidad es un obstáculo indestructible; todo lo que sobre ella se lanza se estrella.

La necesidad no conoce leyes.

Es una especie de obediencia muy agradable a los ojos de Dios no desear dispensas sin mucha necesidad.

Ningún hombre necesita poco.

Por nuestra codicia lo mucho es poco; por nuestra necesidad lo poco es mucho.

La fuerza de la necesidad es irresistible.

La enfermedad hace agradable la salud; el hambre la saciedad; la fatiga el reposo.

La necesidad ha hecho aparearse a quienes no pueden existir el uno sin el otro, como son el varón y la mujer.

¿Quién capitulará más pronto: el que necesita las cosas difíciles o quien se sirve de lo que buenamente pueda hallar?

La necesidad nunca hizo buenos negocios.

Un perro hambriento sólo tiene fe en la carne.

El valor nunca es mayor que cuando nace de la última necesidad.

A gran necesidad, gran diligencia.

Si dejáramos de mostrarnos autosuficientes y nos atreviéramos a reconocer la gran necesidad del otro que tenemos para seguir viviendo, como muertos de sed que somos en verdad, ¡cuánto mal podría ser evitado!

Publicidad