Cita

Economizad las lágrimas de vuestros hijos a fin de que puedan regar con ellas vuestra tumba.

Publicidad