Cita

Los hijos, cuando son pequeños, entontecen a sus padres; cuando son mayores, los enloquecen.

Publicidad