Frases sobre El Hijos

Estos son malos tiempos. Los hijos han dejado de obedecer a sus padres y todo el mundo escribe libros.

A quien Dios no le dio hijos, el diablo le dio sobrinos.

No le evitéis a vuestros hijos las dificultades de la vida, enseñadles más bien a superarlas.

Amar a la madre de sus hijos es lo mejor que un padre puede hacer por sus hijos.

Grande es siempre el amor maternal, pero toca en lo sublime cuando se mezcla con la admiración por el hijo amado.

Cuando los padres han construido todo, a los hijos sólo les queda el derrumbarlo.

Los hijos son las anclas que atan a la vida a las madres.

Vuestros hijos no son vuestros hijos: son los hijos y las hijas de las ansias de vida que siente la misma vida.

Los que no tienen hijos ignoran muchos placeres, pero también se evitan muchos dolores.

Un hijo es una pregunta que le hacemos al destino.

Los hijos, cuando son pequeños, entontecen a sus padres; cuando son mayores, los enloquecen.

Los hijos son tormento, y no otra cosa.

Un hijo es un acreedor dado por la naturaleza.

La primera mitad de nuestra vida nos la estropean nuestros padres; la segunda nuestros hijos.

Una casa sin hijos es una colmena sin abejas.

Tener un hijo no es tener un ramo de rosas.

Es un dichoso infortunio el no tener hijos.

En un cierto momento de la vida se desea un hijo. Quizás, para morir un poco menos cuando se muere.

No tiene un padre enemigos
como los hijos traviesos.

Sólo dos legados duraderos podemos dejar a nuestros hijos: uno, raíces; otro, alas.

Publicidad