Cita

La mujer adora al hombre igual que el creyente adora a Dios; pidiéndole todos los días algo.

Publicidad