Frases sobre La Crítica

Quien se enfada por las críticas, reconoce que las tenía merecidas.

La crítica debe hacerse a tiempo; no hay que dejarse llevar por la mala costumbre de criticar sólo después de consumados los hechos.

Nuestra crítica consiste en reprochar a los demás el no tener las cualidades que nosotros creemos tener.

Las críticas no serán agradables, pero son necesarias.

Tienen derecho a censurar los que tienen corazón para ayudar.

La crítica es la fuerza del impotente.

El hombre de talento es naturalmente inclinado a la crítica, porque ve más cosas que los otros hombres y las ve mejor.

Resulta de todo punto monstruosa la forma en que la gente va por ahí hoy en día criticándote a tus espaldas por cosas que son absolutamente y completamente ciertas.

Con las piedras que con duro intento los críticos te lanzan, bien puedes erigirte un monumento.

Un mal escritor puede llegar a ser un buen crítico, por la misma razón que un pésimo vino también puede llegar a ser un buen vinagre.

La función última de la crítica es que satisfaga la función natural de desdeñar, lo que conviene a la buena higiene del espíritu.

¡Cómo! ¿Nada de crítica? No. El genio es una entidad como la naturaleza, y quiere, como ésta, ser aceptado pura y simplemente. Una montaña se toma o se deja. ¡Hay gente que hace la crítica del Himalaya piedra por piedra! Todo en el genio tiene su razón de ser. Es porque es. Su nombre es el reverso de su luz. Su fuego es una consecuencia de su llama. Su precipicio es la condición de su altura.

Uno está tan expuesto a la crítica como a la gripe.

Los críticos ven la música y oyen la pintura.

Ser discutido, es ser percibido.

Ordenar bibliotecas es ejercer de un modo silencioso el arte de la crítica.

En los mejores días del arte no existían los críticos del arte.

La crítica convertida en sistema es la negación del conocimiento y de la verdadera estimación de las cosas.

Muchos críticos de hoy han pasado de la premisa de que una obra maestra puede ser impopular, a la premisa de que si no es impopular no puede ser una obra maestra.

El critico es un hombre que espera milagros.

La crítica literaria suele proceder de déficit de amor.

Mis críticas son ligeras y sin hiel, porque no la hay en mi corazón, y la detesto en literatura.

En la crítica seré valiente, severo y absolutamente justo con amigos y enemigos. Nada cambiará este propósito.

Las críticas son cartas al público que ningún autor tiene que abrir ni leer.

Publicidad