Frases sobre la democracia

No puedes hacer una revolución para tener la democracia. Debes tener la democracia para hacer una revolución.

La democracia ha surgido de la idea de que sí los hombres son iguales en cualquier respecto, lo son en todos.

El elector goza del sagrado privilegio de votar por un candidato que eligieron otros.

Sería una necedad pretender que el pueblo no puede cometer errores políticos. Puede cometerlos, y graves. El pueblo lo sabe y paga las consecuencias; pero comparados con los errores que han sido cometidos por cualquier género de autocracia, estos otros carecen de importancia.

Las democracias suelen ser más tranquilas y están menos expuestas a la sedición que el régimen gobernado por una estirpe de nobles.

La aspiración democrática no es una simple fase reciente de la historia humana. Es la historia humana.

La democracia no es más que un poder arbitrario constitucional que ha sustituído a otro poder arbitrario constitucional.

Voz del pueblo, voz del cielo.

La democracia necesita de la virtud, si no quiere ir contra todo lo que pretende defender y estimular.

Creo en la democracia porque da rienda suelta a las energías de todo ser humano.

No hay democracia sin determinación.

Del mismo modo que no sería un esclavo, tampoco sería un amo. Esto expresa mi idea de la democracia.

Una democracia no es en realidad más que una aristocracia de oradores, interrumpida a veces por la monarquía temporal de un orador.

Las democracias observan más cuidadosamente las manos que las mentes de quiénes las gobiernan.

Sin democracia la libertad es una quimera.

La democracia necesita una virtud: la confianza. Sin su construcción, no puede haber una auténtica democracia.

Gobernar dentro de un régimen democrático sería mucho más fácil si no hubiera que ganar constantemente elecciones.

La democracia tiene por lo menos un mérito, y es que un miembro del Parlamento no puede ser más incompetente que aquellos que le han votado.

Si se hubiera de definir la democracia podría hacerse diciendo que es la sociedad en la cual no sólo es permitido, sino exigido, el ser persona.

La democracia tiene que nacer de nuevo cada generación, y la educación es su comadrona.

La ventaja de la democracia sobre las demás formas de gobierno es que no hay en la democracia una casta interesada en sofocar el pensamiento para que no se la discuta.

La democracia es una creencia patética en la sabiduría colectiva de la ignorancia individual.

No hay más soberano legítimo que la nación; no puede haber más legislador legítimo que el pueblo.

La democracia es la transposición de lo cuantitativo a lo cualitativo: que lo que quieren los más se convierta en lo mejor.

Publicidad