Octavio Paz

(1914-1998) Poeta y ensayista mexicano.

Frases célebres

Las masas humanas más peligrosas son aquellas en cuyas venas ha sido inyectado el veneno del miedo.... del miedo al cambio.

Un mundo nace cuando dos se besan.

El amor nace de un flechazo; la amistad del intercambio frecuente y prolongado.

Erotismo y poesía: el primero es una metáfora de la sexualidad, la segunda una erotización del lenguaje.

Cada poema es único. En cada obra late, con mayor o menor grado, toda la poesía. Cada lector busca algo en el poema. Y no es insólito que lo encuentre: Ya lo llevaba dentro.

La arquitectura es el testigo menos sobornable de la historia.

Una nación sin elecciones libres es una nación sin voz, sin ojos y sin brazos.

La sociedad liberal se paralizará si deja de ser autocrítica.

Ningún pueblo cree en su gobierno. A lo sumo, los pueblos están resignados.

La poesía debe ser un poco seca para que arda bien, y de este modo iluminarnos y calentarnos.

Sin democracia la libertad es una quimera.

En todo encuentro erótico hay un personaje invisible y siempre activo: la imaginación.

La indiferencia del mexicano ante la muerte se nutre de su indiferencia ante la vida.

La mucha luz es como la mucha sombra: no deja ver.

La libertad, para realizarse, debe bajar a la tierra y encarnar entre los hombres. No le hacen falta alas sino raíces.

La imaginación en libertad transforma al mundo y hecha a volar las cosas.

Defender a la naturaleza es defender a los hombres.

Publicidad