Frases sobre El Dinero

El día que la mierda tenga algún valor, los pobres nacerán sin culo.

Lo mejor que podemos hacer por otro no es sólo compartir con él nuestras riquezas, sino mostrarle las suyas.

De aquel que opina que el dinero puede hacerlo todo, cabe sospechar con fundamento que será capaz de hacer cualquier cosa por dinero.

Quien cambia felicidad por dinero
no podrá cambiar dinero por felicidad.

¿Quieres ser rico? Pues no te afanes en aumentar tus bienes, sino en disminuir tu codicia.

No estimes el dinero en más ni en menos de lo que vale, porque es un buen siervo y un mal amo.

Lo que distingue al hombre de los otros animales son las preocupaciones financieras.

Mi sueño es el de Picasso; tener mucho dinero para vivir tranquilo como los pobres.

El dinero es como el estiércol: no es bueno a no ser que se esparza.

El dinero no da la felicidad, ciertamente; pero tampoco es un serio obstáculo.

Quienes creen que el dinero lo hace todo, terminan haciendo todo por dinero.

Al perro que tiene dinero se le llama señor perro.

La pobreza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos.

¡Hay tantas cosas en la vida más importantes que el dinero! ¡Pero cuestan tanto!.

El dinero no da la felicidad, pero procura una sensación tan parecida, que necesita un especialista muy avanzado para verificar la diferencia.

Es bonito tener dinero y cosas que puede comprar el dinero, pero también es bonito tener las cosas que el dinero no puede comprar.

Nadie recordaría al buen samaritano, si además de buenas intenciones no hubiera tenido dinero.

El camino hacía la riqueza depende fundamentalmente de dos palabras: trabajo y ahorro.

Dos linajes solos hay en el mundo, como decía una agüela mía, que son el tener y el no tener.

El que no considera lo que tiene como la riqueza más grande, es desdichado, aunque sea dueño del mundo.

Algún dinero evita preocupaciones; mucho, las atrae.

Estoy absolutamente convencido que ninguna riqueza del mundo puede ayudar a que progrese la humanidad. El mundo necesita paz permanente y buena voluntad perdurable.

No es pobre el que tiene poco, sino el que mucho desea.

La riqueza es como el agua salada; cuanto más se bebe, más sed da.

Temáticas relacionadas

Publicidad