Francis Scott Fitzgerald

(1896-1940) Escritor estadounidense.

Frases célebres

La vitalidad se revela no solamente en la capacidad de persistir sino en la de volver a empezar.

Puedes acariciar a la gente con palabras.

Es preferible fiarse del hombre equivocado a menudo, que de quien no duda nunca.

El dinero ha aniquilado más almas que el hierro cuerpos.

Evidentemente, la vida es sólo un continuo proceso de deterioro.

Enséñame un héroe y te escribiré una tragedia.

Los ricos tienen más dinero, y los pobres, más niños.

El amor a la vida es esencialmente tan incomunicable como el dolor.

Y así vamos adelante, botes contra la corriente, incesantemente arrastrados hacia el pasado.

O se aprende educación en la propia casa o el mundo la enseña con el látigo, y nos podemos hacer daño.

Cada vez que te sientas inclinado a criticar a alguien -me dijo- ten presente que no todo el mundo ha tenido tus ventajas.

Aprendamos a mostrar nuestra amistad a la gente durante su vida y no después de muertos.

Publicidad