Frases sobre El Engaño

La primera vez que me engañes, será culpa tuya; la segunda vez, la culpa será mía.

El delito de los que nos engañan no está en el engaño, sino en que ya no nos dejan soñar que no nos engañarán nunca.

La intención de no engañar nunca nos expone a ser engañados muchas veces.

Somos fácilmente engañados por aquellos a quienes amamos.

La mentira más común es aquella con la que un hombre se engaña a sí mismo. Engañar a los demás es un defecto relativamente vano.

Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo.

Engañar al que engaña es doblemente entretenido.

Si me engañas una vez, tuya es la culpa; si me engañas dos, es mía.

El arte de agradar es el arte de engañar.

El medio más fácil para ser engañado es creerse más listo que los demás.

De todas las formas de engañar a los demás, la pose de seriedad es la que hace más estragos.

Engañar a los hombres de uno en uno es bastante más difícil que engañarlos de mil en mil. Por eso el orador tiene menos mérito que el abogado o el curandero.

Cuando la estafa es enorme ya toma un nombre decente.

Que si ha de dar un desengaño muerte, mejor es un engaño que da vida.

Publicidad