Frases sobre La Filosofía

Es difícil crear ideas y fácil crear palabras; de ahí el éxito de los filósofos.

Si das con una buena mujer serás feliz; y si no te volverás filósofo, lo que siempre es útil para el hombre.

Vivir sin filosofar es, propiamente, tener los ojos cerrados, sin tratar de abrirlos jamás.

Una gran filosofía no es la que instala la verdad definitiva, es la que produce una inquietud.

Es más fácil escribir diez volúmenes de principios filosóficos que poner en práctica uno solo de sus principios.

Los filósofos se han limitado a interpretar el mundo de distintos modos; de lo que se trata es de transformarlo.

La filosofía es un silencioso diálogo del alma consigo misma en torno al ser.

La filosofía es la que nos distingue de los salvajes y bárbaros; las naciones son tanto más civilizadas y cultas cuanto mejor filosofan sus hombres.

Los humoristas y los filósofos dicen muchas tonterías, pero los filósofos son más ingenuos y las dicen sin querer.

La ociosidad es la madre de la filosofía.

Son filósofos verdaderos aquellos a quienes gusta contemplar la verdad.

La filosofía triunfa con facilidad sobre las desventuras pasadas y futuras, pero las desventuras presentes triunfan sobre la filosofía.

El primer paso hacia la filosofía es la incredulidad.

Existe el destino, la fatalidad y el azar; lo imprevisible y, por otro lado, lo que ya está determinado. Entonces como hay azar y como hay destino, filosofemos.

La filosofía es una meditación de la muerte.

Los dialécticos y los sofistas, en sus disquisiciones, se revisten de la apariencia de filósofos.

No se puede aprender filosofía, tan sólo se puede aprender a filosofar.

Filosofar es y sólo es aprender a morir.

Filosofía es la búsqueda de la verdad como medida de lo que el hombre debe hacer y como norma para su conducta.

Un filósofo es un tipo que sube a una cumbre en busca del sol; encuentra niebla, desciende y explica el magnífico espectáculo que ha visto.

El mayor bien que puede existir en un Estado es el de tener verdaderos filósofos.

El filósofo, debe hacer filosofía cuando ya la vida ha pasado.

Es propio del filósofo poder especular sobre todas las cosas.

No es filósofo quien teniendo una filosofía en la cabeza no la tiene además en el corazón.

Temáticas relacionadas

Publicidad