Frases sobre las ideas

Yo trato de privarme de ideas. Todos los días me quito alguna, pero siempre me quedan demasiadas.

Las ideas generales y abstractas son fuente de los más grandes errores humanos.

Las ideas no son unas pinturas mudas sobre una pizarra; una idea, en tanto que es idea, incluye una afirmación o una negación.

Yo no tengo ideas, sólo tengo palabras y silencios.

El mundo, para nosotros, es representación, como decía Schopenhauer; no es una realidad absoluta, sino un reflejo de ideas esenciales.

Las ideas se encienden unas con otras como las chispas eléctricas.

Una idea fija siempre parece una gran idea, no por ser grande, sino porque llena todo un cerebro.

Las ideas se corroboran con sugerencias.

Para una idea es de muy mal agüero estar de moda, pues esto implica que más adelante estará anticuada para siempre.

Como los trenes, las buenas ideas llegan con retraso.

Las ideas son como las mujeres, alimentar diez cuesta menos que vestir una.

Nada hay más peligroso que una idea cuando no se tiene más que una.

Debes ser ortodoxo en la mayoría de las cosas, o nunca tendrás tiempo de predicar tu propia herejía.

Las ideas audaces son como piezas de ajedrez. Pueden ser vencidas, pero también pueden iniciar una partida victoriosa.

Las ideas están exentas de impuestos.

Buscando las palabras se encuentran las ideas.

Las ideas son como los conejos. Usted obtiene un par, aprende a cuidarlos, y muy pronto tendrá una docena.

No necesito un reloj con alarma. Mis ideas me despiertan.

No entiendo por qué la gente se asusta de las nuevas ideas. A mi me asustan las viejas.

La mejor manera de imponer una idea a los demás es que piensen que han sido ellos los que la han generado.

Y por un momento he sentido que a lo mejor una idea es más importante que el mero hecho de estar vivo, porque una idea vive mucho tiempo después de que uno haya desaparecido.

Publicidad