Frases sobre la maldad

Muchas veces he pensado si el mal no está puesto en el Universo como un tema de trabajo y un incentivo a nuestra curiosidad.

A quien las buenas obras no aprovechan y las tiernas palabras no mueven, las malas le domen con duro y riguroso castigo.

Cuanto más conozco a los hombres, más admiro a los perros.

No temáis a los malvados. Tarde o temprano acaban por desenmascararse.

No hay más infierno para el hombre que la estupidez y la maldad de sus semejantes.

Los malvados son como las moscas que recorren el cuerpo de los hombres y sólo se detienen en sus llagas.

El orgullo de quienes no pueden edificar es destruir.

Publicidad