Frases sobre la maldad

El número de malhechores no autoriza el crimen.

Cuando tengo que elegir entre dos males, siempre prefiero aquel que no he probado.

No hagáis el mal y no existirá.

Lo malo cuando se finge bueno, es pésimo.

El mayor número de los males que sufre el hombre proviene del hombre mismo.

La maldad no es algo sobrehumano, es algo menos que humano.

El hombre malo puede decantarse a veces hacia el lado de la razón; pero le resulta casi imposible no hacer cuanto conviene para inclinarse a la maldad.

No intentes curar el mal por medio del mal.

Acusar a la maldad de los tiempos es excusarnos a nosotros mismos.

El mal es vulgar y siempre humano, y duerme en nuestra cama y come en nuestra mesa.

El mal es árbol que crece y que cortado retoña.

Una mala causa será defendida siempre con malos medios y por hombres malos.

Nadie se hizo perverso súbitamente.

La omisión del bien no es menos reprensible que la comisión del mal.

Cuanto más conozco a los hombres, más admiro a los perros.

Muchas veces he pensado si el mal no está puesto en el Universo como un tema de trabajo y un incentivo a nuestra curiosidad.

No hay más infierno para el hombre que la estupidez y la maldad de sus semejantes.

El orgullo de quienes no pueden edificar es destruir.

No hay maldad tan mala como la que nace de la semilla del bien.

No temáis a los malvados. Tarde o temprano acaban por desenmascararse.

A quien las buenas obras no aprovechan y las tiernas palabras no mueven, las malas le domen con duro y riguroso castigo.

Los malvados son como las moscas que recorren el cuerpo de los hombres y sólo se detienen en sus llagas.

Quien con monstruos lucha cuide de convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

El mal existe, pero no sin el bien, como la sombra existe, pero no sin la luz.

Publicidad