Frases sobre El Penas

La pena uno puede soportarla solo, mas para estar alegre se necesitan dos.

Más vale la pena en el rostro que la mancha en el corazón.

Cuando nos invade la pena, un día dura tanto como tres otoños.

Cualquiera puede simpatizar con las penas de un amigo, simpatizar con sus éxitos requiere una naturaleza delicadísima.

Suavizar las penas de los otros es olvidar las propias.

El hombre desdichado busca un consuelo en la amalgama de su pena con la pena de otro.

Si la pena no muere, se la mata.

Nos damos bien a la pena y nos imponemos privaciones para curar el cuerpo; se puede, pienso, hacer lo mismo para curar el alma.

Os digo que la pena sin esperanza es pena sin pasión.

Publicidad