Frases sobre la sabiduría

Que no sabemos lo que nos pasa: eso es lo que nos pasa.

Muchos habrían podido llegar a la sabiduría si no se hubiesen creído ya suficiente sabios.

No sabe más el que más cosas sabe, sino el que sabe las que más importan.

El hombre nada puede aprender sino en virtud de lo que sabe.

Saber es poder.

La ciencia genuina, hasta donde alcanza su verdadera doctrina, carece de profundidad. La profundidad es cosa de la sabiduría.

Saber que se sabe lo que se sabe y saber que no se sabe lo que no se sabe: sabiduría.

Ningún hombre sabio quiso nunca ser joven.

Más veces descubrimos nuestra sabiduría con nuestros disparates que con nuestra ilustración.

El sabio consigue más ventajas por sus enemigos que el necio por sus amigos.

Toda la tierra está al alcance del sabio, ya que la patria de un alma elevada es el universo.

Los cocodrilos vierten lágrimas cuando devoran a sus víctimas. He ahí su sabiduría.

Saber para prever, a fin de poder.

Todo hombre, por naturaleza, desea saber.

El arte de ser sabio consiste en saber a que se le puede hacer la vista gorda.

Saber mucho da ocasión de dudar más.

Todos desean saber, pero pocos pagar el trabajo que vale.

La sabiduría no es otra cosa que la medida del espíritu, es decir, la que nivela al espíritu para que no se extralimite ni se estreche.

El camino más breve hacia la ciencia es la atención y diligencia en escuchar.

El sabio en su retiro es útil a la comunidad.

Un hombre no es más que lo que sabe.

Todo hombre es tonto de remate al menos durante cinco minutos al día. La sabiduría consiste en no rebasar el límite.

El temor empieza toda sabiduría, y quien no tiene temor, no puede saber.

Nunca la naturaleza dice una cosa y la sabiduría otra.

Temáticas relacionadas

Publicidad