Frases sobre Los Sentimientos

La soledad se admira y desea cuando no se sufre, pero la necesidad humana de compartir cosas es evidente.

Yo no hablo de venganzas ni perdones, el olvido es la única venganza y el único perdón.

El amigo leal se ríe con tus chistes, aunque no sean tan buenos, y se conduele de tus problemas aunque no sean tan graves.

En el amor todo ha terminado cuando uno de los amantes piensa que sería posible una ruptura.

El secreto de la felicidad no es hacer siempre lo que se quiere sino querer siempre lo que se hace.

El amor, para que sea auténtico, debe costarnos.

Entre un hombre y una mujer la amistad es tan sólo una pasarela que conduce al amor.

Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento.

El amor es una amistad con momentos eróticos.

Ningún lugar en la vida es más triste que una cama vacía.

El amor consuela como el resplandor del sol después de la lluvia.

El odio no disminuye con el odio. El odio disminuye con el amor.

Es tan corto el amor y tan largo el olvido.

La raíz de todas las pasiones es el amor. De él nace la tristeza, el gozo, la alegría y la desesperación.

Desciende a las profundidades de ti mismo, y logra ver tu alma buena. La felicidad la hace solamente uno mismo con la buena conducta.

Mucho amor germina en la casualidad; tened siempre dispuesto el anzuelo, y en el sitio que menos lo esperáis encontraréis pesca.

Al principio todos los pensamientos pertenecen al amor. Después, todo el amor pertenece a los pensamientos.

La peor forma de extrañar a alguien es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener.

El amor ahuyenta el miedo y, recíprocamente el miedo ahuyenta al amor. Y no sólo al amor el miedo expulsa; también a la inteligencia, la bondad, todo pensamiento de belleza y verdad, y sólo queda la desesperación muda; y al final, el miedo llega a expulsar del hombre la humanidad misma.

El amor es un misterio. Todo en él son fenómenos a cual más inéxplicable; todo en él es ilógico, todo en él es vaguedad y absurdo.

Un padre es un tesoro, un hermano es un consuelo: un amigo es ambos.

El destino de los hombres está hecho de momentos felices, toda la vida los tiene, pero no de épocas felices.

El amigo ha de ser como el dinero, que antes de necesitarlo, se sabe el valor que tiene.

El mejor servicio que podemos prestar a los afligidos no es quitarles la carga, sino infundirles la necesaria energía para sobrellevarla.

Temáticas relacionadas

Publicidad