Frases sobre El Traición

Con ciertas personas vale más ser traicionado que desconfiar.

Los que dejan al rey errar a sabiendas, merecen pena como traidores.

Más traiciones se cometen por debilidad que por un propósito firme de hacer traición.

Un traidor es un hombre que dejó su partido para inscribirse en otro. Un convertido es un traidor que abandonó su partido para inscribirse en el nuestro.

Nos reímos del honor y luego nos sorprendemos de encontrar traidores entre nosotros.

La traición la emplean únicamente aquellos que no han llegado a comprender el gran tesoro que se posee siendo dueño de una conciencia honrada y pura.

Es fácil esquivar la lanza, mas no el puñal oculto.

Dos hombres traicionados por la misma mujer son algo parientes.

Siempre el traidor es el vencido y el leal es el que vence.

La traición supone una cobardía y una depravación detestable.

Amo la traición, pero odio al traidor.

Sólo pensar en traicionar es ya una traición consumada.

El que quiere ser tirano y no mata a Bruto y el que quiere establecer un Estado libre y no mata a los hijos de Bruto, sólo por breve tiempo conservará su obra.

Quien a ser traidor se inclina, tarde volverá en su acuerdo.

Si te quejas de que te traiciono, búscame enemigos a los que pueda odiar.

Por fiel que uno quiera ser, nunca deja de traicionar la singularidad del otro a quien se dirige.

Son moderados todos los que tienen miedo o todos los que piensan traicionar de alguna forma.

Muchos de ellos, por complacer a tiranos, por un puñado de monedas, o por cohecho o soborno están traicionando y derramando la sangre de sus hermanos.

En el análisis psicológico de las grandes traiciones encontraréis siempre la mentecatez de Judas Iscariote.

Todo el mal que puede desplegarse en el mundo se esconde en un nido de traidores.

La traición, aun soñada, es detestable.

Hay puñales en las sonrisas de los hombres; cuanto más cercanos son, más sangrientos.

Publicidad