Frases sobre La Riqueza

Lo mejor que podemos hacer por otro no es sólo compartir con él nuestras riquezas, sino mostrarle las suyas.

¿Quieres ser rico? Pues no te afanes en aumentar tus bienes, sino en disminuir tu codicia.

El camino hacía la riqueza depende fundamentalmente de dos palabras: trabajo y ahorro.

Dos linajes solos hay en el mundo, como decía una agüela mía, que son el tener y el no tener.

Estoy absolutamente convencido que ninguna riqueza del mundo puede ayudar a que progrese la humanidad. El mundo necesita paz permanente y buena voluntad perdurable.

El que no considera lo que tiene como la riqueza más grande, es desdichado, aunque sea dueño del mundo.

La riqueza es como el agua salada; cuanto más se bebe, más sed da.

Es empresa vana tratar de ridiculizar a un necio rico: las carcajadas están de su parte.

El camino hacia la riqueza depende fundamentalmente de dos palabras: trabajo y ahorro.

Las personas afortunadas se corrigen poco: Creen tener siempre razón mientras la fortuna sostiene su mala conducta.

Llevo dentro de mí mismo un peso agobiante: el peso de las riquezas que no he dado a los demás.

Eso de que el dinero no da la felicidad son voces que hacen correr los ricos para que no los envidien demasiado los pobres.

El más rico de todos los hombres es el ahorrativo; el más pobre, el avaro.

Es locura manifiesta vivir precariamente para poder morir rico.

Es necesario tener el apetito del pobre para gozar la fortuna del rico.

Al poseedor de las riquezas no le hace dichoso el tenerlas, sino el gastarlas, y no el gastarlas como quiera, sino el saberlas gastar.

La igualdad de la riqueza debe consistir en que ningún ciudadano sea tan opulento que pueda comprar a otro, nininguno tan pobre que se vea necesitado de venderse.

No hay riqueza más peligrosa que una pobreza presuntuosa.

Ningún hombre honesto se hace rico en un momento.

La riqueza consiste mucho más en el disfrute que en la posesión.

El que está satisfecho con su parte es rico.

Los ricos tienen más dinero, y los pobres, más niños.

Una buena capa todo lo tapa.

En el origen de todas las fortunas hay cosas que hacen temblar.

Publicidad