Sándor Márai

(1900-1989) Escritor húngaro.

Frases célebres

Nunca son tan peligrosos los hombres como cuando se vengan de los crímenes que ellos han cometido.

El hombre hace suyo un lugar no sólo con el pico y la pala, sino también con lo que piensa al picar y palear.

Solo obtienes algo de los libros si eres capaz de poner algo tuyo en lo que estas leyendo.

Hay algo peor que la muerte, peor que el sufrimiento... y es cuando uno pierde el amor propio.

El deseo de ser diferente de lo que eres es la mayor tragedia con que el destino puede castigar a una persona.

Intento servir a los demás, lo que para mí constituye el único sentido de la vida.

Uno siempre responde con su vida entera a las preguntas más importantes.

Pero como todo beso, éste es una respuesta, una respuesta torpe pero tierna a una pregunta que se escapa del poder del lenguaje.

La mayor parte de la gente no puede dar ni recibir amor porque es cobarde y orgullosa, porque tiene miedo al fracaso.

La realidad no es lo mismo que la verdad —respondió el general—. La realidad son sólo detalles.

Publicidad