Frases sobre Los Besos

En un beso, sabrás todo lo que he callado.

No olvides nunca que el primer beso no se da con la boca, sino con los ojos.

Por una mirada, un mundo;
por una sonrisa, un cielo;
por un beso... yo no sé
qué te diera por un beso.

Lo bueno de los años es que curan heridas, lo malo de los besos es que crean adicción.

El más difícil no es el primer beso sino el último.

Un beso legal nunca vale tanto como un beso robado.

El alma que hablar puede con los ojos, también puede besar con la mirada.

Besos que vienen riendo, luego llorando se van, y en ellos se va la vida, que nunca más volverá.

La decisión del primer beso es la más crucial en cualquier historia de amor, porque contiene dentro de sí la rendición.

El primer beso es mágico, el segundo íntimo, el tercero rutinario.

Los besos son como pepitas de oro o de plata, halladas en tierra y sin un gran valor, pero preciosas porque revelan que cerca hay una mina.

El más bello instante del amor, el único que verdaderamente nos embriaga, es este preludio: el beso.

Cuando la edad enfría la sangre y los placeres son cosa del pasado, el recuerdo más querido sigue siendo el último, y nuestra evocación más dulce, la del primer beso.

A dónde irán los besos que guardamos, que no damos.

Señor, quisiera saber quien fue el loco que inventó el beso.

El primer beso no se da con la boca, sino con la mirada.

El ruido de un beso no es tan retumbante como el de un cañón, pero su eco dura mucho más.

Un mundo nace cuando dos se besan.

No hay beso que no sea principio de despedida; incluso el de llegada.

Siempre hay alguien que besa y otro que se limita a permitir el beso.

¿Beso? Un truco encantado para dejar de hablar cuando las palabras se tornan superfluas.

El beso es una forma de diálogo.

Para una mujer, el primer beso es el final del principio; para un hombre, el comienzo del final.

¡Por tus besos vendería el porvenir!

Publicidad