Frases sobre Los Hombres

Dicen que el hombre no es hombre mientras no oye su nombre de labios de una mujer.

Todos los hombres tienen una mujer en el pensamiento; los casados, además, tienen otra en casa.

Los hombres casados son horriblemente aburridos cuando son buenos maridos, e insoportablemente presumidos cuando no lo son.

El hombre es un experimento; el tiempo demostrará si valía la pena.

Cada hombre lleva un fantasma de mujer, no en la imaginación que entonces sería fácil de expulsarle; sino circulando en su sangre, y cada mujer un fantasma más o menos concreto de hombre.

Los hombres son criaturas muy raras: la mitad censura lo que practica; la otra mitad practica lo que censura; el resto siempre dice y hace lo que debe.

Los grandes hombres no son grandes a todas horas ni en todas las cosas.

A un hombre sólo le pido tres cosas: que sea guapo, implacable y estúpido.

Un hombre vulgar puede acabarse lo mismo que un gran hombre.

El hombre hace suyo un lugar no sólo con el pico y la pala, sino también con lo que piensa al picar y palear.

Es más necesario estudiar a los hombres que a los libros.

Ser hombre es ya por sí mismo una circunstancia atenuante

Lo único malo de los hombres es que no los tengo siempre cerca de mi.

El hombre dotado de inteligencia puede con el don de saber que posee, conseguir la capacidad necesaria para toda la técnica y destreza artística.

Cuando al hombre se le pone como medida de todas las cosas, se le convierte en esclavo de su propia finitud.

No es bueno que los hombres sepan hasta que punto somos buenos.

Casi todos los hombres ganan al ser conocidos.

Me moriré de viejo y no acabaré de comprender al animal bípedo que llaman hombre, cada individuo es una variedad de su especie.

Publicidad