Frases sobre Los Amigos

Si sientes que todo perdió su sentido, siempre habrá un ¨te quiero¨, siempre habrá un amigo.

Los verdaderos amigos se tienen que enfadar de vez en cuando.

El verdadero amigo es aquel que a pesar de saber como eres te quiere.

El verdadero amigo es aquél que está a tu lado cuando preferiría estar en otra parte.

Él es mi amigo más querido y el más cruel de mis rivales, mi confidente y el que me traiciona, el que me apoya y el que de mí depende; y lo más espantoso de todo: es mi igual.

Amigos son aquellos extraños seres que nos preguntan como estamos y se esperan a oír la contestación.

Lo malo del amigo es que nos dice las cosas desagradables a la cara; el enemigo las dice a nuestras espaldas y como no nos enteramos, nada ocurre.

Los amigos son como la sangre, cuando se está herido acuden sin que se los llame.

Si hay algo que he aprendido, es que la piedad es más inteligente que el odio, que la misericordia es preferible aún a la justicia misma, que si uno va por el mundo con mirada amistosa, uno hace buenos amigos.

Tómate tiempo en escoger un amigo, pero sé más lento aún en cambiarlo.

El falso amigo es como la sombra que nos sigue mientras dura el sol.

Deben buscarse los amigos como los buenos libros. No está la felicidad en que sean muchos ni muy curiosos; sino pocos, buenos y bien conocidos.

¡Qué raro y maravilloso es ese fugaz instante en el que nos damos cuenta de que hemos descubierto un amigo!

No busques al amigo para matar las horas, sino búscale con horas para vivir.

Los amigos son esa parte de la raza humana con la que uno puede ser humano.

El auténtico amigo es el que lo sabe todo sobre ti y sigue siendo tu amigo.

Si queréis formar juicio acerca de un hombre, observad quienes son sus amigos.

Quien no buscó amigos en la alegría, en la desgracia no los pida.

El hombre más rico del mundo no es el que conserva el primer duro que ganó, sino el que conserva el primer amigo que tuvo.

Si nuestros amigos nos hacen favores, pensamos que nos los deben a título de amigos, pero no pensamos que no nos deben su amistad.

Algunos creen que para ser amigos basta con querer, como si para estar sano bastara con desear la salud.

Sólo los tontos tienen muchas amistades. El mayor número de amigos marca el grado máximo en el dinamómetro de la estupidez.

Recorre a menudo la senda que lleva al huerto de tu amigo, no sea que la maleza te impida ver el camino.

Un buen amigo es aquel para el cual nuestra vida no tiene secretos y a pesar de todo nos aprecia.

Publicidad