Frases sobre los amigos

Al amigo seguro se lo conoce en la ocasión insegura.

Los amigos son para las ocasiones, salvo en determinados círculos político-económicos, en los que las ocasiones son para los amigos.

Amigo reconciliado, enemigo doblado

El mejor medio de conservar los amigos es no pedirles ni deberles nada.

Amigos. Nadie más. El resto es selva.

El que recibe a sus amigos y no presta ningún cuidado personal a la comida que ha sido preparada, no merece tener amigos.

Puedes censurar a un amigo en confianza, pero debes alabarlo delante de los demás.

Porque no me fío de él, somos amigos.

Padres no podemos tener más que una vez; se promete demasiado el que entra en la vida con la esperanza de hallar muchos amigos.

No hay amigos, solo hay momentos de amistad.

Perder a viejos amigos por acumulación de pequeñas faltas es uno de los más dolorosos sucesos.

¡Dios mío, líbrame de mis amigos! De los enemigos ya me encargo yo.

Un amigo verdadero es el más grande de todos los bienes y el que menos nos cuidamos de adquirir.

Otros perros sólo muerden a sus enemigos, mientras que yo también muerdo a mis amigos con el fin de salvarlos.

Nunca tendrá verdaderos amigos aquel que tiene miedo de hacer enemigos.

Me gustan los amigos que tienen pensamientos independientes, porque suelen hacerte ver los problemas desde todos los ángulos.

En el mundo se tiene tres clases de amigos: los que os aman, los que se cuidan de vos y los que os aborrecen.

Los amigos de mis amigos son amigos míos por reflejo.

Tendré que soportar dos o tres orugas si quiero conocer a las mariposas.

Que en amigotes de los que hay agora
Ni deuda ni mujer está segura.

Publicidad