Frases sobre los amigos

Los amigos no son ni muchos ni pocos, sino los suficientes.

A las personas les interesa nuestro destino exterior; el interior, sólo a nuestro amigo.

La única manera de hacer un amigo es serlo.

Es amigo mío aquel que me socorre, no el que me compadece.

Los amigos son como los taxis, cuando hay mal tiempo escasean.

Dos amigos no se quieren de la misma manera: hay un que besa, y otro no hace más que tender la mejilla.

Un amigo es la mano que despeina tristezas.

Cambia de placeres, pero no cambies de amigos.

Un amigo es una imagen que tienes de ti mismo.

El amigo de todo el mundo no es un amigo.

Escribe en la arena las faltas de tu amigo.

No escuches a los amigos cuando el amigo interior dice: ¡Haz esto!

Ve a menudo a la casa de tu amigo, pues la maleza prolifera en un sendero no recorrido.

Si quieres tener enemigos, supera a tus amigos; si quieres tener amigos, deja que tus amigos te superen.

El amigo ha de ser como la sangre, que acude luego a la herida sin esperar a que le llamen.

El amigo es otro yo. Sin amistad el hombre no puede ser feliz.

Hay tres amigos fieles; una esposa anciana, un perro viejo y dinero contante y sonante.

El infortunio pone a prueba a los amigos y descubre a los enemigos.

Cada uno muestra lo que es en los amigos que tiene.

Buena cosa es tener amigos, pero mala el tener necesidad de ellos.

Los amigos ciertos son los probados en hechos.

La mejor manera de mantener tus amigos es no deberles ni prestarles nada.

No hay mayor placer que el de encontrar un viejo amigo, salvo el de hacer uno nuevo.

Al amigo seguro se lo conoce en la ocasión insegura.

Publicidad