Frases sobre Las Citas

La frase es el alma del pensamiento; con una frase se hiere y hasta se mata. Durante largo tiempo se recuerda y se repite.

Nada es real hasta que se experimenta; aun un proverbio no lo es hasta que la vida no lo haya ilustrado.

Odio las citas, dime lo que sabes.

Una colección de bellas máximas es un tesoro más apreciable que las riquezas.

La gente goza de tan poca fantasía que tiene que recoger con ansia unos de otros esos pequeños adornos de la conversación. Son como traperos o colilleros de frases hechas.

Las sentencias cortas se derivan de una gran experiencia.

Detesto más las malas máximas que las malas acciones.

El mundo está lleno de buenas máximas; sólo falta aplicarlas.

Citadme diciendo que me han citado mal.

Las citas son una manera de repetir erróneamente las palabras de otro.

La sabiduría de los sabios y la experiencia de los siglos pueden conservarse en las citas.

Las frases concisas son como clavos afilados que clavan la verdad en nuestra memoria.

No creo que el arte de citar esté al alcance de todos esos espíritus pequeños que, no encontrando nada en sí mismos, todo lo tiene que tomar de otros.

Las citas, cuando quedan esculpidas en nuestra memoria, nos sugieren pensamientos originales; además, despiertan en nosotros el deseo de leer a los autores de los cuales han sido tomadas.

Publicidad