Frases sobre El Conocimiento

La naturaleza nos ha dado las semillas del conocimiento, no el conocimiento mismo.

Sólo hay un bien: el conocimiento. Sólo hay un mal: la ignorancia.

La soberanía del hombre está oculta en la dimensión de sus conocimientos.

El conocimiento nos hace responsables.

Los grandes conocimientos engendran las grandes dudas.

Vacía tu bolsillo en tu mente, y tu mente llenará tu bolsillo.

El conocimiento viene, la sabiduría se queda.

Invertir en conocimientos produce siempre los mejores beneficios.

Para mejorar nuestro conocimiento debemos aprender menos y contemplar más.

El humilde conocimiento de ti mismo es un camino más seguro hacia Dios que el camino de la ciencia.

El conocimiento no es algo separado y que se baste a sí mismo, sino que está envuelto en el proceso por el cual la vida se sostiene y se desenvuelve.

El conocimiento es orgulloso por lo mucho que ha aprendido; la sabiduría es humilde porque no sabe más.

Según vamos adquiriendo conocimiento, las cosas no se hacen más comprensibles, sino más misteriosas.

Nuestro conocimiento es necesariamente finito, mientras que nuestra ignorancia es necesariamente infinita.

Sólo el conocimiento que llega desde dentro es el verdadero conocimiento.

Quien no añade nada a sus conocimientos, los disminuye.

Ningún conocimiento humano puede ir más allá de su experiencia.

El conocimiento es poder.

Con el conocimiento se acrecientan las dudas.

La noción que a través de los sentidos adquirimos de las cosas exteriores, aunque no sea tan cierta como nuestro conocimiento intuitivo, merece el nombre de conocimiento.

Cuanto mayor es el conocimiento de un hombre, mayor ha de ser su fe; y cuanto más se acerca a Dios, más clara es su visión de Dios.

La conclusión es que sabemos muy poco y sin embargo es asombroso lo mucho que conocemos. Y más asombroso todavía que un conocimiento tan pequeño pueda dar tanto poder.

El conocimiento es sólo una de las representaciones de la existencia.

Cuánto placer se obtiene del conocimiento inútil.

Publicidad