Frases sobre la educación

Nunca he permitido que la escuela entorpeciese mi educación.

Podrían engendrarse hijos educados si lo estuvieran los padres.

Suspendí mi educación cuando tuve que ir al colegio.

No hay gente ineducada. Todo el mundo lo está; sólo que mucha gente está mal educada.

Mi pedagogía siempre se reducía a dos palabras: amor y provocación.

Aboga, mi estimado compañero, por una cruzada contra la ignorancia; establece y mejora la ley de educar a la gente común.

Los niños nunca han sido muy buenos para escuchar a sus mayores, pero nunca han dejado de imitarlos.

La finalidad de la educación es infundir sabiduría, la cual consiste en saber usar bien nuestros conocimientos y habilidades.

La mejor enseñanza es la que utiliza la menor cantidad de palabras necesarias para la tarea.

La elección de un sistema de educación es más importante para un pueblo que su gobierno.

La clave de la educación no es enseñar, es despertar.

Educar para la convivencia. Educar para adquirir conciencia de la justicia. Educar en la igualdad para que no se pierda un solo talento por falta de oportunidades...

El valor de una educación universitaria no es el aprendizaje de muchos datos, sino el entrenamiento de la mente para pensar.

Escuela: lugar dónde los niños aprenden lo que es necesario saber para convertirse en maestro.

Educad a los niños. Educadlos en la tolerancia, en la solidaridad. Transmitirle lo más importante que tenemos: la herencia cultural.

Sobre la educación, sólo puedo decir que es el tema más importante en que nosotros, como pueblo, debemos involucarnos.

La verdadera educación debe limitarse solo a los individuos que quieren aprender, el resto es mera cría de ovejas.

Aquellos que educan bien a los niños merecen recibir más honores que sus propios padres, porque aquellos sólo les dieron vida, éstos el arte de vivir bien.

La educación, para la mayoría, significa intentar que el niño se parezca al adulto típico de su sociedad. Pero para mí, significa hacer creadores, tienes que hacer inventores, innovadores, y no conformistas.

Pienso que el gran error en las escuelas es tratar de enseñar a los niños usando el miedo como motivación.

Puesto que estamos destinados a vivir nuestras vidas en la prisión de nuestra mente, al menos amueblémosla bien.

Un profesor trabaja para la eternidad: nadie puede decir dónde acaba su influencia.

Ser autodidacta es, estoy convencido, el único tipo de educación que existe.

Siempre he pensado que la escuela la hacen, en primer lugar, los profesores.

Publicidad