Frases sobre El Egoísmo

Siempre se repite la misma historia: cada individuo no piensa más que en sí mismo.

Cuando el hombre se mira mucho a sí mismo, llega a no saber cuál es su cara y cuál es su careta.

Hay personas que se consolarían hasta del fin del mundo, con tal de que ellas lo hubiesen anunciado.

Un egoísta es aquel que se empeña en hablarte de sí mismo cuando tú te estas muriendo de ganas de hablarle de ti.

Un egoísta es una persona que piensa más en sí misma que en mí.

El egoísmo es el único ateísmo verdadero; el anhelo y el desinterés, la única religion verdadera.

He sido un ser egoísta toda mi vida, no en teoría, pero sí en la práctica.

No hay verdadera felicidad en el egoísmo.

Primero son mis dientes que mis parientes.

El hombre es un lobo para el hombre.

Después de mi, el Diluvio.

El egoísta se ama a sí mismo sin rivales.

Hay otro linaje de escépticos muchos más terribles, si cabe, que los que creen que todo es materia; todavía queda el caso de aquel escéptico para quien todo se reduce a su propio yo.

No hay cristales de más aumento que los propios ojos del hombre cuando miran su propia persona.

Me he dado cuenta de que la mayoría de la gente está demasiado preocupada con su propia vida para dedicar a los demás el menor pensamiento.

El único egoísmo aceptable es el de procurar que todos estén bien para estar uno mejor.

Nadie es nunca secundario para sí mismo.

El egoísta sería capaz de pegar fuego a la casa del vecino para hacer freir un huevo.

Para juzgar cuánto importunamos al hablar de nosotros mismos, debemos tener en cuenta cuánto nos molestan cuando hablan sí mismos.

Los grandes egoístas son el plantel de los grandes malvados.

Publicidad