Frases sobre el perdonar

Los hombres que no perdonan a las mujeres sus pequeños defectos jamás disfrutarán de sus grandes virtudes.

Perdonando demasiado al que yerra se comete injusticia con el que no yerra.

Perdona siempre a tu enemigo. No hay nada que le enfurezca más.

"Puedo perdonar, pero no olvidar'', es sólo otro forma de decir, "No puedo perdonar.''

Perdonar es no tener demasiado en cuenta las limitaciones y defectos del otro, no tomarlas demasiado en serio, sino quitarles importancia, con buen humor, diciendo: ¡sé que tú no eres así!

Solamente aquellos espíritus verdaderamente valerosos saben la manera de perdonar. Un ser vil no perdona nunca porque no está en su naturaleza.

A perdonar sólo se aprende en la vida cuando a nuestra vez hemos necesitado que nos perdonen mucho.

Se perdona mientras se ama.

Enseñemos a perdonar; pero enseñemos también a no ofender. Sería más eficiente.

Vencer y perdonar, es vencer dos veces.

El hombre crece cuando se arrodilla.

Nunca vaciles en tender la mano; nunca titubees en aceptar la mano que otro te tiende.

Lo que más odio es que me pidan perdón antes de pisarme.

A falta de perdón, deja venir el olvido.

Lo que ciertos hombres perdonan más difícilmente a una mujer es que se consuelen de haber sido burladas por ellos.

Perdona siempre a los demás, nunca a ti mismo.

Conceder el perdón es el más alto grado de vanidad o de miedo.

Perdonamos fácilmente a nuestros amigos los defectos en que nada nos afectan.

Nada envalentona tanto al pecador como el perdón.

Inscribe los agravios en el polvo, las palabras de bien inscríbelas en el mármol.

Es más fácil perdonar a un enemigo que a un amigo.

No perdonamos jamás más que a aquellos que tenemos interés en perdonar.

Quien perdona fácilmente invita a la ofensa.

Me marché con el puño cerrado... Vuelvo con la mano abierta.

Publicidad