George Eliot

(1819-1880) Seudónimo de Mary Anne Evans. Novelista británica.

Frases célebres

Nadie puede ser sensato con el estómago vacío.

El mejor fuego no es el que se enciende rápidamente.

La crueldad, como cualquier otro vicio, no requiere ningún motivo para ser practicada, apenas oportunidad.

En ningún momento he dudado que las mujeres son tontas. Al fin y al cabo el Todopoderoso las creó a imagen y semejanza de los hombres.

¿Qué soledad es más solitaria que la desconfianza?

Los animales son buenos amigos, no hacen preguntas y tampoco critican.

Bendito sea el hombre que no teniendo nada que decir, se abstiene de demostrárnoslo con sus palabras.

Nuestras acciones hablan sobre nosotros tanto como nosotros sobre ellas.

Nadie está graduado en el arte de la vida mientras no haya sido tentado.

Debe uno ser pobre para conocer el lujo de dar.

El matrimonio debe ser una relación ya de simpatía o ya de conquista.

Los niños son aún el símbolo del matrimonio eterno entre el amor y el deber.

El carácter no está cortado en mármol; no es algo sólido e inalterable. Es algo vivo y cambiante.

Quien nunca tuvo almohada, no la echa de menos.

Hay muchas personas que adquieren la costumbre de ser infelices.

Publicidad