Henry David Thoreau

(1817-1862) Escritor, poeta y pensador.

Frases célebres

La desobediencia es el verdadero fundamento de la libertad. Los obedientes deben ser esclavos.

Sólo hay un remedio para el amor: amar más.

Las fronteras no son el este o el oeste, el norte o el sur, sino allí donde el hombre se enfrenta a un hecho.

La ley nunca hará más libres a los hombres; son éstos los que deberían liberar a la ley.

El rico está siempre vendido a la institución que lo hace rico.

Si no logras convencer a una persona de lo malo que está haciendo, procura hacer entonces lo bueno. La gente cree sólo lo que ve.

Publicidad