Thomas Carlyle

(1795-1881) Historiador, pensador y ensayista inglés.

Frases célebres

Toda obra es deleznable, sólo su ejecución no lo es.

No hables, en manera alguna, hasta que tengas algo que decir.

Tarea delicada la de apaciguar muchedumbres, porque hacer mucho puede ser tan funesto como no hacer nada.

Una verdadera pintura del más pequeño hombre es capaz de interesar al hombre más grande.

El hombre ha sido creado no para dudar sino para trabajar.

Únicamente el trabajo con fe cumplido es eterno como el Constructor del universo.

El trabajo es vida.

La corona de la verdadera nobleza es una corona de espinas.

La verdadera libertad del hombre consiste en que halle el camino recto y en que ande por él sin vacilaciones.

El único deber del hombre es andar siempre adelante.

El hombre que puede, es rey.

De la conquista podemos decir que no se ha producido jamás por la fuerza y la imposición brutal, pues no dura una conquista de esta naturaleza. La conquista, lo mismo que el poder de imposición, ha de aportar, cosa esencial en toda sociedad humana, algún beneficio consigo, o bien los hombres con toda su fuerza la rechazarán.

El hablar que no termina en acción, mejor suprimirlo.

Toda grandeza es inconsciente, o es poco y nada.

Es un error esencial considerar la violencia como una fuerza.

Publicidad