Frases sobre el cambio

¿Cambiar? Cuando lo hagan las colinas.

El cambio es la única cosa inmutable.

No se puede cambiar el curso de la historia a base de cambiar los retratos colgados en la pared.

El hombre absurdo es el que no cambia nunca.

Nunca creí que pudiéramos transformar el mundo, pero creo que todos los días se pueden transformar las cosas.

Hay días en los que la gente tiene la sensación, de una manera instintiva pero segura, de haber recibido alguna señal, algún mensaje, algo que va a influir directamente en sus vidas.

Cuando salgas de esa tormenta, no serás la misma persona que entró en ella. De eso se trata la tormenta.

Lo que más teme la gente es dar un paso nuevo, pronunciar una nueva palabra...

Después de ciertas experiencias deberíamos cambiar de nombre, puesto que ya no somos el mismo.

Nada ha cambiado y, sin embargo, todo existe de otra manera.

La naturaleza puede ser corregida, enmendada, pues de no ser así quedaríamos sepultados bajo los prejuicios. Sin eso no habría ni un solo gran hombre.

No estoy aceptando las cosas que no puedo cambiar, estoy cambiando las cosas que no puedo aceptar.

Quería cambiar el mundo. Pero he descubierto que lo único que uno puede estar seguro de cambiar es a uno mismo.

Cambia de opinión, mantén tus principios; cambia tus hojas, mantén intactas tus raíces.

Quién quiere cambiar siempre encontrará una razón para cambiar.

Cuando no somos capaces ya de cambiar una situación, nos enfrentamos al reto de cambiar nosotros mismos.

Es el cambio, el cambio continuo, el cambio inevitable, el factor dominante de la sociedad actual.

Nada de lo que fue vuelve a ser, y las cosas y los hombres y los niños no son lo que fueron un día.

No somos las mismas personas que el año pasado, tampoco lo son aquellos a los que amamos. Es extraordinario que, cambiando, podamos seguir amando a alguien que también cambió.

Si usted desea hacer enemigos, intente cambiar algo.

Cuando las circunstancias cambian, yo cambio de opinión. ¿Usted que hace?

Cada día me miro en el espejo y me pregunto: "Si hoy fuese el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy?". Si la respuesta es "No" durante demasiados días seguidos, sé que necesito cambiar algo.

El cambio es ley de vida. Cualquiera que sólo mire al pasado o al presente, se perderá el futuro.

Mejorar es cambiar; así que para ser perfecto hay que haber cambiado a menudo.

Publicidad