Frases sobre La Memoria

La memoria es como el mal amigo; cuando más falta te hace, te falla.

El que no esté seguro de su memoria debe abstenerse de mentir.

La memoria es el único paraíso del que no podemos ser expulsados.

Cada uno tiene el máximo de memoria para lo que le interesa y el mínimo para lo que no le interesa.

No guardes nunca en la cabeza aquello que te quepa en un bolsillo.

Tenía tan mala memoria que se olvidó de que tenía mala memoria y se acordó de todo.

Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos.

Mi memoria es magnífica para olvidar.

La tinta más pobre de color vale más que la mejor memoria.

La memoria es el centinela del cerebro.

Allí donde la toques, la memoria duele.

¡Qué pobre memoria es aquélla que sólo funciona hacia atrás!

El que sufre tiene memoria.

Se llama memoria a la facultad de acordarse de aquello que quisiéramos olvidar.

Lo que ocurre en el pasado vuelve a ser vivido en la memoria.

La memoria es como una red: uno la encuentra llena de peces al sacarla del arroyo, pero a través de ella pasaron cientos de kilómetros de agua sin dejar rastro.

La memoria es una experiencia sustituta, en la cual se da todo el valor emocional de la experiencia actual sin su tensión, sus visicitudes y sus perturbaciones.

La vida primaria de la memoria es emotiva más bien que intelectual y práctica.

Gracias a la memoria se da en los hombres lo que se llama experiencia.

La memoria se acrecienta usando y aprovechándose de ella.

No se acuerda el cura de cuando fue sacristán.

En Estados Unidos no se acuerdan de la guerra con España de 1898. Lo más viejo allí tiene diez años.

La retentiva es el sello de la capacidad.

Sólo publican memorias aquellas personas que ya han perdido totalmente la memoria.

Publicidad