Frases sobre El Silencio

Hay personas silenciosas que son mucho más interesantes que los mejores oradores.

Es mejor ser rey de tu silencio que esclavo de tus palabras.

Cuando hables, procura que tus palabras sean mejores que el silencio.

El silencio es el único amigo que jamás traiciona.

A veces, el silencio es la peor mentira.

Hay que guardarse bien de un agua silenciosa, de un perro silencioso y de un enemigo silencioso.

¡Basta de silencios!¡Gritad con cien mil lenguas! porque, por haber callado, ¡el mundo está podrido!

La arena del desierto es para el viajero fatigado lo mismo que la conversación incesante para el amante del silencio.

Nuestra generación no se habrá lamentado tanto de los crímenes de los perversos, como del estremecedor silencio de los bondadosos.

Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala es el silencio de la gente buena.

Tu desconfianza me inquieta y tu silencio me ofende.

El silencio es el ruido más fuerte, quizás el más fuerte de los ruidos.

La palabra es plata y el silencio es oro.

El silencio es el elemento en el que se forman todas las cosas grandes.

Manejar el silencio es más difícil que manejar la palabra.

Cuesta más responder con gracia y mansedumbre, que callar con desprecio. El silencio es a veces una mala respuesta, una respuesta amarguísima.

Los ríos más profundos son siempre los más silenciosos.

De todas las reacciones posibles ante una injuria, la más hábil y económica es el silencio.

El silencio es como el viento: atiza los grandes malentendidos y no extingue más que los pequeños.

El silencio es un gran arte para la conversación.

Mi silencio les estorba. Yo era como botella al revés cuya agua no puede salir porque la botella está demasiado llena.

Soy tan partidario de la disciplina del silencio que podría hablar horas enteras sobre ella.

Nada fortifica tanto las almas como el silencio; que es como una oración íntima en que ofrecemos a Dios nuestras tristezas.

A los silenciosos no se les puede quitar la palabra.

Publicidad